SEGURIDAD VIAL. ¿DE QUIEN ES LA RESPONSABILIDAD?

En época de tanta seguridad vial en los medios (por ahora solo en los medios) y de tanto anuncio oficial, llamo la atención que el nuevo plan de seguridad vial presentado por el gobierno ponga el ojo en los cero kilómetros.
Si bien todavía es un proyecto que debe ser aprobado por diputados (ya se aprobó en senadores) el nuevo plan contemplaría la obligación para las automotrices de vender sus productos con ABS, airbags y sensor de cinturón de seguridad, algo obligatorio en los países centrales.

¿Como tomarían esta medida las empresas, teniendo en cuenta que no son estos los opcionales mas solicitados por los consumidores? ¿Cual seria la postura de las compañías ante un eventual aumento de sus costos y, obviamente, del precio de sus productos?
Consultados por autoclase, las empresas dieron su opinión, dejando en claro que la eventual obligatoriedad de determinado equipamiento no es una cuestión que les sienta muy cómoda. Javier Vernengo de Fiat Argentina asegura que “El camino de la obligatoriedad es una opción, pero no da una solución al actual problema de la seguridad vial, dado que subsistiría un amplísimo parque automotor sin ese tipo de equipamiento e inclusive en condiciones técnicas que harían recomendable que fueran dados de baja”. Respecto a los costos y preferencias agregó: “atento que tienen un costo significativo, dichos equipamientos se ofrecen en las versiones más equipadas o como packs o equipamientos opcionales libres. La evidencia es que por ahora los clientes, en su mayoría, privilegian otros tipo de opcionales que los referidos a los de seguridad, aunque con la concientización en materia de seguridad vial es una tendencia que va lentamente revirtiéndose.”. Además cree que son muchos los factores que hay que tener en cuenta para disminuir el numero de accidentes (el desapego de los argentinos al cumplimiento de ciertas norma, infraestructura vial, ordenamiento del tránsito; estado del parque automotor), que la mejor forma de trabajar es educando y que por si solos estos elementos no resolverían nada.
Por otro lado Renault Argentina se limito a señalar que la compañía “cumplirá con todos los requisitos que exija la ley en materia de seguridad, tal como lo ha hecho hasta ahora en cada uno de los países donde se instala”.
Citroën por su parte, aseguró que la mayor parte de su gama cuenta con estos elementos de serie, que la seguridad vial es una prioridad para ellos y, como la mayoría de las automotrices, los modelos que no cuentan con esta tecnología son los más accesibles y cuentan con el equipamiento preferido por los consumidores (aire, cd, etc)
Desde G.M. lamentablemente, no dieron opinión al respecto
Teniendo en cuenta las respuestas obtenidas debemos pensar cual es el grado de responsabilidad que les cabe a las compañías. Si bien el argumento de ofrecer lo que el cliente pide es absolutamente valido comercialmente (nadie quiere perder clientes en manos de la competencia), puede dudarse de él como principal explicación. Los costos de unos (aire, CD, levantavidrio, etc) poco tienen que ver con los otros (airbags, ABs, sensores). Y si bien, seguramente, esos costos serian absorbidos por los consumidores, el aumento de precios podría disminuir los niveles de ventas.
Por otro lado, que el tema de la seguridad vial es complejo no cabe ninguna duda, pero no sería mejor que cada actor de esta problemática (fabricantes, estado, conductores, peatones) cumpla con su parte en vez de ver la paja en el ojo ajeno. El estado debe hacerse cargo de la infraestructura vial, de los controles y las sanciones. Los conductores y los peatones de respetar las leyes de transito y las automotrices, me parece, de vendernos los autos mas seguros posible.
En este punto, es importante que el lector sepa que algunos modelos que se fabrican en la región (MERCOSUR) son exportados a países desarrollados y por ello, deben contar con un nivel de seguridad superior al de nuestro país. En este sentido fue Volkswagen la que nunca explico porque los consumidores latinos de su modelo Fox deben pagar mucho más (€2.500) para obtener el mismo nivel de seguridad (airbag; cinturones de seguridad de 3 puntos con pretensores y limitadores de tensión en todas las plazas; y sistema de incitación a abrocharse el cinturón) que los españoles. La Asociación Brasileña de Defensa del Consumidor y la Organización de Consumidores y Usuarios de España hicieron la denuncia, poniendo en duda la ética y el particular uso de la responsabilidad social empresaria del grupo Alemán.
Pero no es cuestión de echarle la culpa a las automotrices. La lógica de su funcionamiento es igual a la de cualquier empresa: aumentar las ventas y reducir los costos para obtener mayor rentabilidad. Lo demás es folklore. ¿O alguien las puede culpar por eso?
De quien nos tendríamos que preguntar en este asunto es de los políticos y de la forma en que se aplica la ley. Estas medidas de seguridad no se implementaron en Europa hasta que el gobierno de la comunidad europea los exigió, y lo mismo pasó en EEUU.
Y también se les exigió a los conductores mayor responsabilidad a la hora de conducir y mayor fue el castigo a la hora de cometer una infracción. Y así empezó a ser mas seguro conducir en aquellos países.
Mientras el empresariado aprovecha todo lo que surge la ley para obtener mayores ganancias, me pregunto ¿Cuál es el rédito que obtienen nuestros gobernantes dejando la seguridad vial únicamente en manos de los conductores? ¿Dónde está el negocio si más de veinte personas mueren por día en las calles y rutas nacionales?…a las empresas se las puede llegar a entender, pero a los politicos….

Author:

Website

Periodista dedicado a la difusión de la industria automotríz. Comencé mi carrera en el programa “Perfil Empresario” en AM 990 Radio Splendid. Durante el año 2006 y 2007 me encargué de la producción y conducción del programa semanal Autoclase Radio en FM Patricios, FM 95.5, También trabajé como columnista de los programas "Hyperdata.info" por AM 1450 Radio el Sol y "Meridiano 17", por AM 1050 Radio Concepto. En 2008 comencé a escribir para el sitio español “Actualidad Motor” (http://www.actualidadmotor.com) y en 2009 para el sitio "Motor.es" (http://www.motor.es), donde lo sigo haciendo en la actualidad.

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment